hacer

oÍr

ver

#SWING#MAMUSHKA

#CIRCO

Rápidos y furiosos romanos

Mucho se ha dicho en libros y películas y videos sobre el Imperio Romano, pero poco sabemos sobre los aurigas, deportistas que arriesgaban sus vidas para entretener al César y a las multitudes yendo a toda velocidad sobre carritos tirados por caballos en el Circo.

Tamaño del texto a a a escala de grises
En la época más gloriosa del Imperio Romano, uno de los deportes que se encontraban más en boga era el de las carreras, que normalmente se disfrutaban en el Circo romano. Los aurigas, pilotos de por aquél entonces, eran celebridades muy admiradas por la sociedad, a pesar de ser esclavos y libertos. Conducían bigas, carruajes de dos ruedas bastante básicos que se usaban también para la guerra.

Había más de una categoría de competencia: por un lado se encontraban las bigas, en las que los carros homónimos eran tirados por dos caballos; luego estaban las trigas, tiradas por tres animales; las cuadrigas, por cuatro, y después había variantes con seis, ocho y hasta diez caballos. 
Aquel auriga que obtuviese mil victorias pasaba a ser llamado "millario" y se llenaba de fama y riquezas. Entre los más destacados millarios se encontró Cayo Apulecio Diocles, el Fangio de aquellos lares y años, quien corrió carreras durante nada menos que 24 años, un período llamativamente largo considerando que casi todos los aurigas morían jovenes debido a los riesgos del deporte. En palabras del arqueólogo e historiador español Antonio García y Bello, Diocles fue "el héroe de las muchedumbres más apasionadas, ídolo de un pueblo que cifraba su felicidad en estas dos solas palabras: panem et circenses".

A los 42 años, cuando se retiró de las pistas para volver a su Lusitania natal (hoy Portugal), Cayo Apulecio era tan importante en la cultura romana que fue homenajeado con un gran monumento en el Circo. Sus riquezas acumuladas eran suficientes como para abastecer de granos a Roma durante un año, o para contratar los servicios del total de las fuerzas armadas del Imperio durante varios meses; el historiador Peter Struck sostiene que Diocles fue el atleta mejor pago de todos los tiempos: su fortuna, en la actualidad, equivaldría a unos U$S15.000.000.000.
 

Relieve ilustrando una cuadriga. Museo de la civilización romana, Roma.



 

tener

leer

Una idea de Galerama desarrollada junto a Con Amor